• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

columna de opinión

[COLUMNA] ¿Dónde está la empatía? – Por María Ignacia Gómez

Escrito por MQLTV

    Hoy me dijeron que en mis columnas demuestro mi resentimiento. Que no debería diferenciar a las personas entre normales y adineradas. Que siempre hubo dueños del mundo y que no es justamente un puñado de “chilenitos” parte de ellos. Que las cosas son más graves en otras partes del mundo. Que quizá era demasiado lo que escribí, en relación a lo que pasa en otras partes.

    Me dijeron que a escala mundial, somos una “cagadita”, “chiquititos.

    No me dolió que me digan resentida, me dolió la falta de empatía con quienes podemos pensar diferente. Me dolió porque a veces, las personas intentan imponer pensamientos ajenos a nuestras propias creencias.

    A quienes pensamos diferente nos tratan de callar aquellos que tienen más y que se sienten tocados en una crítica social.

    Me dijeron que soy resentida, pero no lo soy. Creo que soy empática con las personas y situaciones que me rodean.

    No podemos ser ciegos, sordos y mudos frente al dolor e injusticia que nos rodea. Estamos en la obligación de ver lo que está pasando, de informarnos, de leer. Tenemos la obligación de escuchar lamentos y las promesas que no se cumplen (antes y ahora) para poder hacer algo al respecto, y tenemos que alzar la voz para decir lo que pensamos. Yo elijo hacer algo al respecto, aunque sea escribir ¿Qué decides hacer tú?

    Al parecer es común o normal que quienes lo tienen todo, no vean más allá de su nariz. A todos ellos les digo que hay diferencias y esas diferencias son marcadas. Lamentablemente, en este país, notar esas diferencias se confunde con resentimiento.

    Hay quienes queremos ver las diferencias y aprender de ellas para hacer una mejor sociedad, para generar empatía en quienes son más afortunados con quienes cada día se desloman para sacar a su familia adelante.

    Queremos, muchos de nosotros, que esa empatía, que hoy no existe, esté en pequeños detalles del día a día. Supongo que es algo así como una cadena de favores.

    A quienes pensamos diferente nos tratan de callar aquellos que tienen más y que se sienten tocados en una crítica social. ¿Deberíamos ser indolentes ante el dolor y necesidades ajenas? No me parece. No estoy dispuesta a aceptar que mi voz se apague.

    Que siempre hubo dueños del mundo es algo conocido por todos. No quiero que unos pocos se repartan la torta solos.

    Sé que en otras partes del mundo están pasando cosas horrorosas, pero vivimos aquí, en Chile, en distintas regiones y todos con distintos problemas por solucionar.

    El problemas es que hay personas que solo empatizan con los problemas del mundo y no con lo que pasa aquí, bajo sus narices.

    Con respecto a los problemas del mundo, podemos lamentarlos, una vez más empatizar con el dolor de quienes están viviendo esas pesadillas, compartir pensamientos y poner, quizá, una banderita del país afectado en el perfil de Facebook. Pero preferiría poner la bandera de Chile. El problemas es que hay personas que solo empatizan con los problemas del mundo y no con lo que pasa aquí, bajo sus narices.

    Puede que a escala mundial, a algunos les pueda parecer que no seamos nada, pero este es el país donde vivimos.

    Cuando alguien lee una columna de opinión, tiene derecho a pensar de ella lo que quiera, a plantear sus opiniones, a generar debate. A lo que no tiene derecho es a ofender por pensar diferente. A hablar sin antes informarse de lo que pasa a su alrededor.

    Pienso que debemos luchar por las causas que nos parecen justas, por los derechos de quienes nos rodean. Pero ante todo, si hemos de sacar las garras, debe ser por quienes amamos, sin importar el color o que tengamos diferencias de opinión.

    empatia2-500x308

    Esto estimados lectores, es lo que es la empatía.

    Seamos más empáticos. Veamos a nuestro alrededor. Ayudemos, por poco que sea, a quienes podamos ayudar. Dejemos un minuto de lado el celular y las selfies y veamos algo más que nuestro propio reflejo. No juzguemos antes de conocer a quienes nos rodean porque, aunque piensen distinto y nos cueste entender sus luchas, de seguro tienen una razón para hacerlo y eso no los hace mejores o peores personas. Solo son personas que, si no luchan no pueden salir adelante y, ¿saben por qué? Por falta de empatía.

    Columna de María Ignacia Gómez

    Twitter: @mariaignaciagomInstagram: maria_ignacia_

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios