cheap jerseys|wholesale nfl jerseys| cheap nfl jerseys|nfl jerseys cheap|cheap jerseys china|Jacksonville Jaguars Jerseys - Show Your Colors Today|Super Bowl Football Celebration Decorating Ideas |Why Excellent Collect Hockey Jerseys|Some A Few While Buying Soccer Jerseys| All All About The Baseball Jersey
  • Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Revista Córtela

Polvo de estrellas: Un ensayo sobre Pampita y Benjamín Vicuña

Escrito por MQLTV

    *Por Emilia Duclos / Gráfica por Anna Pistacchio

    Fin de semana, lunes y martes: lo primero que encuentro en mi Facebook y en las portadas de los diarios electrónicos es la teleserie Pampita-Benjamín, basura transandina inevitable, porque está ahí frente a nuestra narices, desatando todo nuestro morbo farandulero y superficial. Pampita escribiendo en su Twitter que contaría toda la verdad y subiendo las fotos que demostraban que Vicuña seguía con ella; las palabras de él diciendo que todo era mentira; las fotos sensuales en los medios para que todos conozcamos su nueva conquista; la sicóloga experta en adicciones al sexo analizando la conducta de este pobre hueón, y los típicos e idiotas comentaristas de Emol celebrando cómo nuestro actorcito se gana a todas las argentinas ricas.

    Diosmi. Estamos tan lejos y tan cerca a la vez de estas vidas vacías, en donde todo se mueve en torno al sexo y al placer momentáneo, a la belleza, a los cuerpos perfectos de gimnasio, los hoteles caros con jacuzzi y champaña. ¿Por qué nos importan estos desgraciados que viven pensando en la selfie para el Instagram, ventilando por sus smartphones todo lo que hacen, paseando por la calle Alvear de Buenos Aires con sus tenidas sport y sus lentes de sol súper polarizados?

    Pampita, Benjamín y todos los involucrados en esta porquería farandulera están podridos por las presiones sociales. Sus bellezas, efímeras como los orgasmos que tienen con sus amantes “bellos”, se desvanecen con tanta exposición, se transforman en bienes transables y pisoteables.

    No queremos consumir más de esta tontera, que sigue reproduciendo una y otra vez el concepto del amor-sexo de mercado, superficial y lleno de estereotipos sacados de las telenovelas más rascas, en donde los celos son admisibles, donde la locura por “amor” es válida y cualquiera puede decir y hacer lo que se le para la raja. Total, todos enamorados son unos idiotas, todos tienen ese sentido de propiedad sobre sus parejas y se sienten con el derecho de hacerlo notar. No sé cuáles serán las motivaciones reales de Pampita para exponerse de esa forma, menos la de los periodistas que intentan sacarle todo el jugo posible a su pendejería para ganar unos pesos. Esa irracionalidad y espontaneidad propia de la farándula, en donde todo se dice fuera de contexto, de forma desatada, rápida y emocional, es parte de este juego de la belleza mercantil. Acá no hay tiempo ni espacio para la inteligencia y la reflexión.

    Este drama que nos presentan los medios, con un guión simple y predecible, cuenta la historia de un niño caprichoso, gusto a nada, que aburrido de la belleza de su increíble muñeca va en busca de otras. “Esta es la familia que destruiste @chinasuarez”, twitteó hace poco Pampita junto a una foto de ella con Vicuña y su hijo. El macho, en esta pelea de hembras, no tiene monos que pintar: aquí el conflicto es entre estas mujeres de telenovela, locas, histéricas y obsesionadas por poseerlo, que quieren demostrar al público que hay una más preferida que la otra. Valen más o menos según la votación de sus seguidores, de los periodistas y  los tontos comentaristas de noticias que atestan las redes sociales, que toman partido por una u otra.

    polvo

    Pampita no es más que una estúpida víctima de una sociedad que estrujó y estrujó su hermosura al máximo, le sacó la última gota que le quedaba, sus últimos dotes, y la dejó botada en el vertedero de las estrellas caídas, porque en la presión por ser la más hermosa no caben otras preocupaciones: poco espacio hay para la reflexión y la racionalidad cuando desde pequeña te dijeron que tu valor te lo entregaría la aprobación de una sociedad occidental, que desde su concepción ha estado ligada a cánones de belleza capitalistas y masculinos.

    “La forma en la que las mujeres son educadas para relacionarse con la belleza fomenta el narcisismo, refuerza la dependencia y la inmadurez. Todos (hombres y mujeres) saben eso. En tanto son “todos,” una sociedad entera, los que han identificado el ser femenino con preocuparse por las apariencias (en contraste con ser masculino—identificado con lo que uno es y hace, y solo segundariamente, si acaso, con cómo uno se ve.). Dados estos estereotipos, no es raro que la belleza goce, en el mejor caso, de una reputación mixta”, escribió alguna vez la intelectual Susan Sontag.

    Muerte a estas teleseries con dramas irreales, que a nadie le importan y que reproducen el “amor” conservador, estereotipado y estúpido como una forma normal de relacionarse.

    Pampita, Benjamín y todos los involucrados en esta porquería farandulera están podridos por las presiones sociales. Sus bellezas, efímeras como los orgasmos que tienen con sus amantes “bellos”, se desvanecen con tanta exposición, se transforman en bienes transables y pisoteables, que con cada minuto disminuyen su valor en la bolsa de los caídos. Y los idiotas que se esmeran en difundir y cubrir esta teleserie, en cuanto siguen reproduciendo estas superficialidades, también se contaminan de ella y esparcen en sus círculos, como algo normal y establecido, el amor-sexo de mercado, la belleza desechable, envasada y machista.

    Muerte a estas teleseries con dramas irreales, que a nadie le importan y que reproducen el “amor” conservador, estereotipado y estúpido como una forma normal de relacionarse. Muerte a la belleza falsa, vacía y neoliberal que nos exige a todos, especialmente a las mujeres, ser una raza físicamente exitosa. No queremos saber más de estos dramas ajenos, que en nada aportan a las discusiones sobre las relaciones humanas y el amor genuino.

    Vía Revista Córtela

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios