• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Crisis

Venezuela en su peor momento: Se acabaron los anticonceptivos

Yorlenis Gutiérrez, una venezolana de 28 años, está embarazada de un hijo no deseado. Los anticonceptivos que utilizaba con su marido empezaron a escasear cada vez más, hasta que ya no los pudo adquirir 

Yusdelis tiene 19 años y un embarazo de 8 meses. Vive en una barriada de Los Teques, en Miranda, en las afueras de Caracas. No tiene acceso a anticonceptivos. (Manu Quintero/The Washington Post)

“Apenas si nosotros logramos comer tres veces al día. No sé cómo vamos a alimentar otra boca” contó.

Desde 2015, el stock de anticonceptivos en el país se redujo en un 90%. Venezuela tiene una de las tasas de inflación más altas del mundo, los precios aumentan a diario. La escasez farmacéutica afecta no solo a los anticonceptivos, sino desde los antibióticos hasta los tratamientos del cáncer. 

Los preservativos escasean. Son de marcas desconocidas e importados, lo que los hace de difícil acceso. (Manu Quintero/The Washington Post)

Los embarazos no deseados han alcanzado una alza histórica, así como también la propagación de enfermedades de transmisión sexual. Con esto también, han aumentado los abortos caseros, lo que resulta una práctica altamente peligrosa. 

La crisis de la salud llegó también al sexo en Venezuela: aumentan los embarazos no deseados y las enfermedades de transmisión sexual.

Para intentar aplacar esto, los medios oficialistas han estado promoviendo prácticas para nada eficaces, como calcular los días de ovulación de la mujer, así como remedios caseros tales como comer papaya dos veces al día o tomar té con jengibre. 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. (Reuters)

En 2014, se atendían en el Hospital Universitario de Caracas 3.000 pacientes al año que acudían por tratamientos asociados al VIH, en lo que va del 2017 ya son 5.600.

Los venezolanos que viajan suelen traer, entre otros bienes de primera necesidad que no se encuentran en su país, medicinas y anticonceptivos. (Mario Tama/Getty Images)

 “De cada 10 pacientes, 5 o 6 tienen una ETS ahora. Hace dos años eran sólo 2 o 3″ declaran los ginecólogos. “Algo tan simple como la penicilina, el antibiótico más barato del mundo, ya no se encuentra en el país”

Los pocos venezolanos que logran viajar fuera del país, regresan cargados de anticonceptivos y medicinas de primera necesidad. También existe un mercado negro de estos insumos en las redes sociales, pero los precios son inalcanzables para los venezolanos, a $120 mil bolívares por un mes de pastillas anticonceptivas, unos $7.700 pesos chilenos, lo que es un tercio del salario mínimo de ese país.

Los condones tampoco son la excepción, cuyos valores alcanzan al sueldo de una semana de un venezolano promedio por un paquete de 3 unidades. Todos de marcas genéricas, ya que las marcas más conocidas son inaccesibles. 

Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
VIDEO DESTACADO

Ahora en MQLTV

Comentarios