• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

MQLTV Review

CRÍTICA GASTRONÓMICA: Sanguchería peruana “La Lucha”

Escrito por

    Había escuchado hace un tiempo que por fin, después de tanta espera, abrirían la sanguchería peruana La Lucha en Santiago. Obviamente eso generó unas expectativas tremendas que se elevaron a un nivel máximo después de ver algunas “stories” de Instagram de algunos amigos míos que habían capturado al recién inaugurado local en el piso de comidas del Costanera Center.

    Por esos mismos días leí en una reseña gastronómica de un conocido diario de circulación nacional que “la sanguchería más sabrosa y popular de Perú por fin abría su local en Santiago” y dentro de la breve descripción, solo leía la lista de sándwiches que un seguidor fiel de La Lucha conoce. De la misma reseña, me llamaron positivamente la atención los precios, los que a diferencia de la competencia, eran bastante asequibles a todo público.

    Para quienes no estén familiarizados con este joven pero famoso restaurante, solo les comento que cuando me preguntan mis amigos chilenos qué conocer y dónde comer en Lima, yo no dejo de nombrar en mi lista de imperdibles a La Lucha, recibiendo a la vuelta del viaje la gratitud del caso por tan buen dato.

    Entonces imagínense cómo se me hacía agua la boca cuando iba subiendo de poco en poco las escaleras eléctricas del icónico Mall de Providencia, sabiendo que ahora no tenía que esperar algún viaje a Lima para comer las espectaculares papas, el tremendo y jugoso “sanguchazo” y una chicha morada de antología.

    Llegué, elegí, pagué, esperé y vibró mi número de espera avisándome que mi pedido estaba listo. Fui a recoger mi sándwich, pasé al lugar de las salsas que acompañan este tipo de comida para llevarme a mi asiento una buena porción de cada una de ellas y finalmente estaba listo para la darme el gusto.

    La primera impresión fue que el pan estaba muy fresco, pero no tenía el tamaño de los de Lima. Observé al hacer mi pedido que justo al lado izquierdo de una de las cajas estaban amasando la masa del pan que utilizaban para los sándwiches, o sea, del horno a la mesa.

    Para no hacerla tan larga, no describiré paso a paso mi primera experiencia con La Lucha chilena, tan solo me remitiré a mis comentarios a manera de conclusión.

    Ante el nivel elevado de mi expectativa, mi pedido sólo satisfizo mi hambre. Todo lo que pedí y comí era rico y de buena calidad, pero por justicia y para no elevar las expectativas de los santiaguinos que aún no conocen el original local limeño que suelo recomendar, me parece que los demás locales de sándwich del quinto piso del Costanera Center no tenían mucho que envidiarle a este nuevo inquilino, más que la fama que tímidamente ya hace eco por acá.

    Como relaté, el pan no es majestuoso, grande y jugoso como los que caracterizan a La Lucha de calle diagonal en Miraflores, allá en la capital peruana. Las papas que son de las que más comentarios generan a mis recomendados amigos viajeros, no son más que un acompañante tradicional a un sándwich de un patio de comida. La chicha morada, rica, salva, complementa, pero la expectativa traducida en una cruel frustración la hace común a cualquier otra bebida.

    Así que, para terminar, si estás por el patio de comidas que hoy hospeda a La Lucha, puedes probar un sándwich diferente y de buena calidad, pero no esperes gozar de esa experiencia exquisita que genera un antes y un después, en cuanto a sanguches. Esto último, a mi pesar, sigue siendo un privilegio de sus locales en Perú.

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios