• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

Columna

¿Qué hace de una picada una auténtica Picá?

Escrito por

    Desde hace un tiempo venía haciendo una lista de cosas que, pienso yo, podrían definir a una Picá de verdad, a una inventada, o sea, una “na que ver”. Prodigiosamente una persona me escribió para hacerme algunas preguntas sobre exactamente lo mismo y pasé a explayarme, poniéndome un poquito más riguroso en lo que ya tenía escrito.

    Después de afinar un poquito aquello, les dejo esta nota en un formato algo diferente (en forma de lista), que intenta poner al descubierto las verdaderas Picás, aquellas que forman parte de nuestra vida y que queremos que formen parte de la vida de los otros.

    Así que, muy a manera personal pienso que una Picá, para ser una auténtica y original Picá ha de reunir las siguientes características:

    Su medio de comunicación ideal es el boca a boca.

    Su mejor publicidad es la calidad y esta nunca debe de bajar. (Los estándares no son los de la crítica alturada, ellos no cachan de Picás, creo)

    La gente los busca por una ecuación simple: calidad + cantidad + buen precio + toque particular = ¡Boom Picá!

    No importa donde esté ubicado, lo importante es que rompa con el resto, que sea un referente.

    No importan los años, aunque sí el tiempo. Quiero decir que para ser una Picá, obviamente el lugar ha debido de transitar por un periodo de tiempo no menor, ya que una de las características de las picadas es que se conocen por recomendación, entonces eso toma tiempo. Ahora, debido a que hoy vivimos entre las redes sociales, lo instantáneo y lo masivo, esto ya no toma el tiempo de antes. Basta con una publicación en Facebook para que cientos de personas conozca el lugar.

    Tradición y familiaridad: las Picás suelen ir acompañadas de una historia detrás, de un mito que explica su existencia y que la hace ser representativa. A su vez, las picadas generan un vínculo con su público cautivo, volviéndose significativas para ellas. Si a esto se suma una relación entre el público y el personal de la Picá, ¡click!, no hay manera de perder.

    Con todo esto, igual es importante señalar que hay Picás que alguna vez lo fueron, pero es posible que el tiempo y el dormirse en los halagos las haya hecho dejar de serla.

    Es así como, sin nombrarlas, creo que lamentablemente hay varios ejemplos relevantes de ellas. También es bueno entender que toda Picá ha debido de gozar de los “queridos y odiados” a la vez, “periodos de boom”, en las que se masifican y entran al mundo del trajín y el estrés para no dejar que se vaya ese dorado tiempo.

    Si el estándar no se mantiene, puede que esta se vaya al submundo y muera junto con la tradición. Sin embargo, si hay una Picá que hoy ya dejó de serla, guarda en sí un nombre, una historia, un mito tremendamente fuerte y significativo. La leyenda se seguirá traspasando y vendiendo como tal, aunque pierda para los “picaderos cautivos” su verdadera esencia. Dejará de ser Picá para convertirse en Picada cualquiera y hasta “turística”, acompañada de varios otros elementos más, y varios ceros a la derecha de sus precios, que manifieste su legado adquirido años atrás.

    En conclusión, si quieres tener las armas para defenderte de la abominable, terrible y vendida “falsa publicidad” que vende picadas más falsas que billete de tres lucas, podría solo indicarte 3 características que se deducen de todo lo anterior para descubrirlas:

    ¿Quién te la recomendó? Si es de algún conocido del cual tú confías, bacán. Si es de algún programa de tv o web, anda agarrándole la mano al autor, o sea, si te tincan sus datos, si son buenos, si los has comprobado y si ese “recomendador” no se ha vendido al “cochino” mercado.

    ¿Cuál es su gracia? Toda Picá es recomendada por algo en particular, siempre va a ir acompañada de varios rótulos que van más allá de “El Rey de…”, “El Mejor…”, “La original…”, “La más popular…”, etc. Una Picá te la pintan contándote una experiencia, el cómo llegar, la vivencia con esa gracia particular y, algo importante, el precio. Pagas lo que comes y te vas pensando en lo que comiste, no en lo que gastaste.

    Pídele su Licencia de Conducir. Esto lo pongo como ejemplo y me refiero a que debe tener la edad suficiente para que le pases las llaves de tu súper auto que lleva el título de Picá. De lo contrario, esta picada puede ser el invento de algún “recomendador” pagado (influencer, periodista, publicidad, facebook, etc.) Las Picás nacen para serlas, crecen acompañadas del adjetivo y se reproducen en el boca a boca. Si pretenden ser antes de nacer, ese es un buen indicio que estás frente a un billete de tres Lukas o una falsa picada.

    Si nada de esto te sonó original, te devuelvo el dinero invertido en mis recomendaciones en billetes de 4 lukas.

    Salú por las Picás!

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios