• Videos
  • En Vivo

MQLTV.COM

En vivo

MQLTV Review

RESEÑA GASTRONÓMICA: Restaurante Issei de Lo Barnechea

Escrito por

    “Por favor, ¡sushi no!” Solía repetir cuando se me presentaba esa opción a minutos de tomar el auto y dirigirnos a comer “alguito” por ahí.

    Esta frase cambió rotundamente después de una invitación de la Chesca -les recuerdo que este personaje misterioso me “apaña” en todas las salidas-, pero particularmente cuando me dijo: “imagínate un ceviche con camote al hilo en versión roll, o un plato con un Mero preparado en leche de coco y albahaca”.

    Sin querer lastimar a nadie, para mí un restaurante de sushi era un sitio donde envolvían hábilmente algo en arroz y te servían “eso”, en un plato pero en forma de medallones -la ignorancia es muy atrevida y las malas experiencias sufridas suman a agradar ese agujero negro-, pero después de escuchar esas rotundas frases de la Chesca empecé pensarlo y darle una oportunidad. La cosa parecía más compleja que sólo envolver ingredientes en arroz. Y fue, obviamente, así.

    Llegamos al Centro Comercial que está justo en el cruce de Alcalde Délano con Camino a Los Trapenses en Lo Barnechea, subimos desde el estacionamiento y entré al Restaurante Iseei. Tanto el ambiente como la recepción del personal eran para sentirse muy bien recibidos y mejorar el ánimo después de un día de tacos y temperaturas tropicales.

    La segunda estación fue muy satisfactoria, me refiero a la carta. Este es un punto al que le presto mucha importancia. Era precisa y cuando solicité ayuda en la elección de los platos, esta fue muy agradable y dieron al clavo con mis comentarios para la toma de elección, por parte de quienes me atendieron.

    Efectivamente las sugerencias del garzón llegaron al lugar inicial de la invitación de la Chesca, o sea “lo sorprendente”, y me decidí por una entrada llamada Suteki Ramen, la que obviamente venía con fideos Ramen. Les cuento que la elegí por la fama que están teniendo, estos últimos meses, estos fideos y las sopas con el mismo nombre, y por la mala fama y el “bullying” que suelen hacerle a veces por las redes sociales.

    De vuelta al restaurante y pidiéndoles perdón por hacerla larga, cuento que para mí un buen plato viene servido en un “excelente plato”, refiriéndome al contenedor de la comida que por sí sólo, y sin probarlo aún, ya me había robado una sonrisa al llegar a mi mesa, me refiero al Suteki Ramen. ¡Bien!

    Esta entrada es fresca y llena de sabor. Los fideos ramen se juntan con Dientes de Dragón, Champiñones y Zapallo Italiano para hacer una cama perfecta a unos finísimos filetes Angus salteados que sudaban su esencia en ella. -Si no se les hizo agua a la boca, vayan a verse con algún médico-

    Saboreando aún este inicio impensado y ya dándole las gracias a la Chesca por tan buena invitación, llegaron a la mesa los invitados de lujo – advierto que si están leyendo esto deberían de ponerse una servilleta o babero-. Estos fueron -uff, esperen que me seco la boca yo- el Suteki Saltado Roll, o sea, un roll de láminas de filete Angus, palta, tomate cherry y papas al hilo; el Mango Roll, que hacía que la fruta encienda finamente los sabores del atún, la carne de jaiba, la palta y el pepino que envolvía; la Causa Roll – el preferido de la Chesca -, con Camarones, Palta, y aquello dentro de una cubierta de papa amarilla bañada en salsa de aceituna morada y para no desteñir, betarraga al hilo; y finalmente -que suenen los tambores-, el que me hizo abrazar al garzón, o sea, el Horenso Roll como el mejor final y la suma de toda las misturas posibles: salmón ahumado, mango y queso crema, cubierto por una espectacular tortilla de espinacas y reducción de maracuyá.

    Para tomarle foto, enmarcarlo y ponerlo al lado del cuadro de Freddie Mercury. “Mama mía, let me go!”

    ¿Ya se cambiaron el babero? Bueno, para no usar otro, los dejo con las ganas y estas recomendaciones que espero repetir pronto. Agregaré no más que los postres son igual de perfectos, sugiriendo que prueben el Pie de Lima. Este postre merece otro “Mama mía, let me go!”

    El Issei de Lo Barnechea vale la pena visitarlo, disfrutarlo, recomendarlo y no se olviden de darle un abrazo al garzón y al simpático chef -si lo ven- por la increíble experiencia.

    “So you think you can love me and leave me to die? Oh, baby!”

    Espero que no “baby”, ¡volveré Issei!

    Sayonara!

    Sigue Leyendo Aquí Deja tu Comentario
    VIDEO DESTACADO

    Ahora en MQLTV

    Comentarios